Excite

El presidente paraguayo tuvo un hijo siendo obispo

El presidente paraguayo Fernando Lugo ha reconocido ser el padre de un niño de dos años. Este bebé fue engendrado cuando el presidente aún era obispo. Su polémica paternidad ha saltado a la luz después de que la madre de la criatura, Viviana Carrillo Cañete, reclamara su paternidad judicialmente. Lugo dejó los hábitos en 2006 para dedicarse a la política, aunque el Vaticano no aceptó su renuncia hasta 2008.

Este niño en lugar de llegar con un “pan bajo el brazo” ha aparecido en un momento de debilidad política en Paraguay. La paternidad saltó a la luz horas después de que Miguel Ángel López Perito, secretario general del partido y jefe del Gabinete del presidente, dimitiera alegando diferencias con algunos miembros del gobierno. El ex obispo lleva tan sólo 8 meses en el poder.

El presidente de Paraguay ha reconocido que tuvo relaciones con Viviana Castillo y asume las responsabilidades con su hijo Guillermo Armindo. No obstante, el jefe del estado paraguayo no ha dado más detalles sobre cuáles serán sus próximas acciones a emprender en torno a este tema. Además, añadió que no piensa hablar nada más públicamente al respecto.

Guillermo Armindo, el hijo de Lugo, vive con su madre de 26 años, 30 menos que el presidente. La joven asegura que conoce Fernando desde que ella tenía 16 años, a partir de ese momento el todavía obispo comenzó a seducirla con sus bellas palabras. Según Viviana, el obispo prometió colgar los hábitos para casarse con ella. Lugo dejó la religión y no se hizo responsable de su bebé, por ello, la joven lo demandó para que asumiese su paternidad.

Imagen: elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016