Excite

140 euros a cambio de 40 latigazos por llevar pantalones

La periodista sudanesa, Labna Ahmed Husein que se enfrentaba a una condena de 40 latigazos por vestir con pantalón, ha sido finalmente, sentenciada a pagar 140 euros (500 libras sudanesas) por el tribunal de Jartun.

El polémico juicio, retrasado desde agosto, mes en el que debía haberse realizado, ha revolucionado al mundo musulmán, enfrentando a los detractores de los derechos humanos, con los defensores de cambios en Sudán, que se agrupaban a la entrada del tribunal minutos antes de la llegada de Hussein, mostrando su apoyo a la periodista y su repudia ante su condena.

Ante la aglomeración de más de 150 defensores de Labna, la policía despejó la zona golpeando a los manifestantes y deteniendo a varias de las mujeres que también se encontraban a favor de la causa de la periodista, que fue detenida junto a otras 12 mujeres en un restaurante de la capital sudanesa en julio, por vestir un pantalón ancho y una blusa larga.

El resto de las mujeres detenidas sufrieron la pena de 10 latigazos cada una, pero Labna, quien en protesta contra la denigración de las mujeres estaba dispuesta a recibir su pena de 40 latigazos para que el mundo conociera la situación de Sudán, contestó los cargos y emprendió una campaña pública con el objetivo de abolir la controvertida ley en la que se basan las autoridades para acusarla.

A pesar de que los abogados de Hussein han declarado que trataran de convencer a la valiente reportera para que pague la multa, Labna ha afirmado tajantemente a la salida del tribunal, que no va a pagar la multa, ya que prefiere ir a la cárcel antes de someterse a una condena vejatoria.

Y es que el artículo 152 del código penal sudanés de 1991, que entró en vigencia tras el golpe de estado del actual presidente Omar el Bechir, castiga con una pena máxima de 40 latigazos a toda persona que cometa actos indecentes, viole la moralidad pública o utilice vestimentas impropias.

Imagen: Elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016