Excite

2.500 euros fue el pago que recibieron los dos piratas por el secuestro del Alakrana

El juez Baltasar Garzón ha acordado el ingreso en prisión de los dos piratas somalíes que fueron detenidos tras abandonar el Alakrana secuestrado hace 11 días por el grupo de asaltantes llamado Burcad Badeed, que lleva ya 20 años realizando actos de piratería en aguas del Índico.

Los dos somalíes, Abdu Willy y Raageggesey Adji Haman, que desde el 4 de octubre se encuentran bajo jurisdicción española, han negado ser parte de los secuestradores, y han declarado que se encontraban pescando cuando los piratas llegaron en lanchas y los obligaron a acercarse al atunero vasco.

Abdu Willy por su parte, que a su llegada a los juzgados declaró ser menor de edad aunque las pruebas demostraron que tenía 19 años, testificó que fue de este modo como acabaron a bordo del barco, y que fueron los mismos piratas, a cuyo frente se encuentra un jefe conocido como Ilyas, un segundo en el mando llamado Cabdulkahadir y 10 somalíes más, los que los dejaron marchar dos días después. El mismo Abdu Willy, ante la petición de aclaraciones sobre los 2.500 dólares que llevaban y los seis teléfonos móviles, declaró que habían sido una compensación (según les habían dicho los propios piratas) por haberlos utilizado para el secuestro.

Por su parte, el fiscal de la Audiencia Nacional pidió la medida cautelar de prisión por los delitos de asociación ilícita, delitos de detención ilegal, y de robo con violencia y uso de armas, penas que de ser confirmadas, podrían llegar a sumar 200 años de prisión.

A pesar de las reclamaciones de los piratas que capturaron el 2 de octubre el pesquero español, y a través del un portavoz citado por AFP exigieron un pago de 4 millones de dólares y la liberación de los dos detenidos por su implicación en el secuestro, la ministra de Defensa, Carme Chacón, afirmó ante la prensa no tener información sobre el posible rescate e indicó que no le constaba ni dicha petición ni las amenazas de los piratas de tomar represalias contra los tripulantes o el Ejército español, lo que ha provocado la indignación de numerosos sectores.

Imagen: Elmundo.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019