Excite

A Merkel le molestan los achuchones de Sarkozy

En psicología social se estudia que todas las personas estamos rodeadas por una especie de burbuja imaginaria que es nuestro espacio personal. Esta burbuja no puede ser traspasada por nadie, salvo que le demos permiso. Pues bien, parace que la canciller alemana Angela Merkel tiene esta burbuja muy grande pues se siente intimidada cuando Sarkozy la atraviesa para besarla o tocarla cariñosamente. Los achuchones de Sarkozy parecen no ser entendidos por la cultura germana.

Y es que ha quedado claro que Merkel se incomoda con las múltiples muestras de cariño del presidente francés. La alemana, procedente de una cultura más fría, se molesta cuando Sarkozy le hace arrumacos. Además, Angela Merkel es protestante, lo que supone mantener distancias con el resto de los individuos así como austeridad tanto intenrior como exterior. Está claro que la abrazoterapia no se inventó en Alemania.

En la carta que Merkel ha dirigido a la embajada germana en Francia ha dejado claro que le sienta muy mal que Sarkozy le ponga la mano en la espalda o la agite con vigor cuando le habla algo habitual en el presidente galo.

Está claro que el sentimiento Sarkozy Merkel no es mutuo. Mientras la canciller toma medidas diplomáticas para evitar gestos de cariño, Sarkozy expresa cada vez que puede su admiración y cariño por la alemana. Además, el marido de Carla Bruni ha manifestado que ha aprendido mucho como político con la experiencia de Merkel.

Imagen: El Mundo

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016