Excite

A prisión dos etarras que vigilaban a Ignacio Uría

Entran en prisión Arkaitz Landaberea y Julen Etxaniz, los dos presuntos etarras que obtuvieron datos sobre el empresario vasco Ignacio Uria, que fue asesinado por ETA el pasado 3 de diciembre.

Según la Audiencia Nacional, ambos se dedicaron a elaborar informaciones sobre aquello que pretendía hacer la banda terrorista. Y no solo se dedicaron a investigar los movimientos de esta última víctima, sino también de sus hermanos y de la empresa que Uria tenía.

Los dos terroristas están acusados de un delito de pertenencia a banda armada. Mientras que June Villarrubia, novia de uno de ellos y detenida también el pasado martes en Guipúzcoa, ha quedado en libertad.

Tanto Etxaniz como Landaberea formaban parte del “comando Urruti” que se dedicaba a recopilar información sobre empresarios, concejales electos y agentes de la ley. Todos ellos “potenciales objetivos" de ETA.

Tras la detención el pasado mayo del ex jefe político de ETA, Francisco Javier López Peña, la Guardia Civil halló algunas de estas informaciones sobre posibles víctimas de la banda. Por lo que se constató que existía un comando dedicado a recabar datos.

A ello se le unió el hecho de que los agentes, en un control de actividades de radicales, averiguaron que Landaberea y Etxaniz podrían ser miembros de este comando y colaboradores “legales” (no fichados por la policía) de ETA.

De esta forma, en un registro el pasado martes, ambos fueron detenidos y, tras comprobar que efectivamente se dedicaban a recoger datos sobre “objetivos” de la banda terrorista, han ingresado en prisión.

Imagen: eitb.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016