Excite

Amnistía Internacional condena la confesión televisada de Ashtiani y teme por su vida

Si hace apenas un mes que saltaba a todas las portadas de la prensa internacional el caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer de 43 años viuda condenada en Irán a morir lapidada por adulterio, ahora desde los diferentes organismos internacionales se teme especialmente por su vida, tras la aparición de la mujer en la televisión iraní confesando que había sido adúltera y que no sólo no conocía al abogado que hasta ahora había llevado el caso, sino que también era la responsable de la muerte de su esposo.

En estas declaraciones, que tanto su abogado como varias ONG afirman que se deben a la coacción y la tortura, Ashtiani aseguró que denunciará a su abogado, Mohammad Mostafaei, que recientemente pidió asilo a Noruega, por mentir en su nombre, y lo culpa por difundir su caso y su vida privada internacionalmente. Unas confesiones sobre las que el letrado se ha apresurado a añadir que por su naturaleza son las mismas que realizan los condenados por el estado islámico obligados por la policía, para que dicha declaración sirva como excusa a la ejecución programada.

Dichas aseveraciones por parte de Mostafei y de organizaciones como Amnistía Internacional, la primera en denunciar el caso de Ashtiani, han llevado a la comunidad internacional a temer enormemente por la vida de la mujer iraní, ya que según parece, podría ser ejecutada en las próximas horas apoyándose en las declaraciones forzadas de crímenes inventados, tal y como ha asegurado Mina Ahadi del Comité Iraní contra la Lapidación.

Una ejecución que será llevada a cabo por medio de la horca y no de la lapidación, como es habitual en casos de adulterio, un cambio que se llevó a cabo tras las presiones internacionales recibidas, y que no deja de ser inaceptable según ha asegurado Drewery Dyke, responsable de Amnistía Internacional en la zona.

Imagen: Elpais.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016