Excite

Assange sufre filtraciones sobre su caso por supuesta violación

Parece que es ahora a Julian Assange, fundador de WikiLeaks, a quién le ha tocado soportar una filtración sobre su persona, y es que al parecer la prensa se ha hecho con el informe de la policía sueca sobre las supuestas violaciones de Julian Assange a dos mujeres. De momento los abogados de Julian Assange tratan de quitar importancia al asunto y presentar a las dos mujeres como dos examanetes despechadas.

Los hechos ocurrieron el pasado agosto cuando Julian Assange, de 39 años, se desplazó a Suecia para impartir un seminario dentro de unos actos organizados por un grupo cercano a la Social Democracia Cristiana de Suecia. La primera violación tuvo lugar precisamente con Ann Ardin, conocida en el expediente policial como señorita A. Ann Ardin es una colaboradora de la Social Democracia de 31, la cual alojó a Julian Assange en su apartamento de Estocolmo. Ann Ardin acusa a Julian Assange de haberla forzado a mantener relaciones sexuales y a haberse negado a utilizar un preservativo.

La segunda mujer que acusa a Julian Assange de violación es Sofia Wilen, de 27 años, a la que el informe llama Señorita W. Al parecer, días después de su relación con Ann Ardin, Julian Assange pasó la noche con Sofia Wilen, y aunque por la noche utilizaron preservativos en sus relaciones, a la mañana siguiente Julian Assange mantuvo relaciones sin protección con una Sofia Wilen que se encontraba aún medio dormida.

El propio Julian Assange ha declarado que ambas mujeres mantuvieron una postura cordial y amistosa tras las relaciones sexuales, quedándose incluso a dormir en casa de Ann Ardin después del incidente y sin que nadie dijera nada. Pero al parecer las dos mujeres se pusieron en contacto y ambas averiguaron que habían mantenido relaciones sin protección con Julian Assange, por lo que le pidieron que se realizara una prueba de enfermedades de transmisión sexual, petición ante la cual se negó.

Debido a estos hechos son muchos los que ven en las dos mujeres a un simple intento de acabar con la presencia pública de Julian Assange, restando importancia a los cargos de violación y censurando la filtración. Sin embargo también hay voces que ven en los actos de Julian Assange más que simple rudeza o grosería y exigen que se enfrente a la acusación por las dos supuestas violaciones, y que sea la justicia la que decida sobre el futuro del fundador de WikiLeaks, y su cara más pública.

Imagen: lagaceta.com.ar

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019