Excite

Berlusconi lucha por su inmunidad

Los problemas de Silvio Berlusconi podían empezar a tornarse en algo más serio que la mala fama por sus fiestas con escorts. Y es que el Tribunal Constitucional de Italia, formado por 15 jueces, están deliberando acerca de la Laudo Alfano. Una ley hecha a medida por Il Cavaliere con el apoyo de sus abogados y que tiene como objetivo proteger todas las gestiones de dudosa legalidad que hubiera hecho anteriormente el primer ministro italiano.

La Laudo Alfano fue hecha por especialistas en Derecho y aprobada por el Parlamento italiano antes de que Berlusconi cumpliera un mes como presidente del país transalpino. De esta manera todos los juicios en los que Silvio estaba de por medio fueron parados.

Estos son cuatros: el 'Caso Mills', deonde se asegura que Berlusconi pagó 410.000 euros a un abogado británico para que le sirviera como cabeza de turco en la creación de sociedades opacas en paraísos fiscales; el 'Caso Mediaset',también con Mills como protagonista que creó dos empresas que se hizo con derechos de cine y televisión y los revendía inflando los precios creando dinero negro que luego ocultaba en los paraísos fiscales; 'Caso Mediatrade' , similar al de Mediaset, fraude al fisco inflando los costos de los derechos de ciertas majors;'Caso de los senadores' donde se acusa a Berlusconi de incitar a la corrupción política.

La posible caída del sistema defensivo de Il Cavaliere ha hecho que se concentren las miradas de nuevo en el presidente italiano. Así, el edificio de justicia está colapsado de curiosos y periodistas que se acercan para ver lo que se mueve. Así, ayer accedieron tres letrados y parlamentarios que apoyaron la inmunidad de Berlusconi. La defensa sobre Silvio se centra en que la aplicación de la ley no es igual para todos, “la ley ordinaria distingue al ciudadano común del ministro” afirma Niccolò Ghedini, uno de los abogados.

La situación de privilegio ante la Justicia no es solo de Berlusconi por ser primer ministro de Italia, también el presidente del Senado, de la Cámara y el presidente de la República la tienen. Sin embargo Gianfranco Fini, presidente de la Cámara de los Diputados, anunció que rechaza la protección que se le hace por tener un alto cargo y dejó paso libre a que siguiera su curso una querella que existía contra él.

Imagen: media.photobucket.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016