Excite

Berlusconi visita Lampedusa y promete vaciar la isla de inmigrantes

Berlusconi parece que ha decido aparcar los múltiples problemas y escándalos que tiene para visitar la pequeña isla de Lampedusa, donde Italia vive un auténtico problema con los inmigrantes llegados desde el norte de África tras las revueltas en el mundo árabe, los cuales ya superan a la población italiana.

La pequeña isla de Lampedusa supera por poco los 5.000 habitantes, algo que no ha impedido que ahora mismo estén en la isla más de 6.000 inmigrantes llegados desde el norte de África, la mayoría llegados desde los países que han sufrido revueltas, principalmente desde Túnez. Este desbordamiento está provocando graves problemas de escasez de alimentos y material básico, así como afectando gravemente a la salud, llegándose a apuntar la posibilidad de que Lampedusa sufriera alguna epidemia.

Sin embargo, Berlusconi ha decidido llegar a la isla como salvador de Italia y prometer acabar con todos los problemas en menos de 60 horas. Para conseguir este fin, Berlusconi ha declarado que ha contratado siete barcos con capacidad para 10.000 personas, por lo que espera que en menos de dos días y medio no quede un solo inmigrante en Lampedusa. Además, Berlusconi ha prometido otras medidas para la isla, como regalar el gasoil a los pescadores, eximir el pago de impuesto durante 12 meses e incluso promover a Lampedusa como candidata para el Premio Nobel de la Paz. Todo en medio de un discurso casi improvisado, donde también confeso que se había comprado una casa de un millón y medio de euros que había visto por internet, por lo que deberían considerarle un habitante más de Lampedusa.

Sin embargo, esta salvación por parte de Berlusconi es leída por muchos como un movimiento de última hora para ganar adeptos en Italia, ya que Lampedusa llevaba viviendo bastante tiempo esta situación de crisis, más si tenemos en cuenta que desde el pasado uno de enero han llegado a la isla más de 18.000 inmigrantes. Se apunta a que el salvamento de Lampedusa no es más que repetir la crisis de la basura de Nápoles, otro problema que Berlusconi dejó crecer a fuego lento para salvar la situación en el último momento. Berlusconi podría estar tratando de ocultar su reforma judicial, utilizando a los inmigrantes en Lampedusa para conseguir volver a cambiar la ley a su antojo y esquivar la montaña de problemas que tiene con la justicia en Italia.

Mira a Berlusconi realizando sus promesas en Lampedusa

Imagen: elperiodico.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016