Excite

Berlusconi se inventa una ley de impunidad

Como si de un personaje esperpéntico de Valle Inclán se tratara, el primer ministro Italiano, Silvio Berlusconi, ha vuelto a las andadas. La última entrega del irrepetible político es su intención de promulgar una ley que impida juzgar a las cinco altas autoridades del estado, entre ellos, él mismo. Tras un mes de irreconocible mandato, que ha sido positivo, Berlusconi vuelve a sus esencias desencadenando una ofensiva contra jueces y fiscales.

Silvio ha chocado hasta con el propio presidente de la República, Giorgio Napolitano, que lo ha acusado de legislar para sus intereses violando la separación de poderes. Y es que el primer ministro ha mandado al Senado dos enmiendas que paralizarán un año los procesos de los delitos cometidos antes de 2002, beneficiándose así él mismo de sus propias imputaciones.

Además, ha enviado una carta abierta al presidente del Senado donde acusa a los magistrados de extrema izquierda de inventar acusaciones fantasionsas contra él. La ley que está ultimando se presenta como versión mejorada de una declarada de inconstitucional en 2004.

Berlusconi reconoce que esta ley le beneficia en el proceso judicial del Caso Mills, aunque asegura se ha pensado para beneficiar a toda la colectividad. En el centro de la trama se encuentra el proceso contra la acusación de haber ordenado el pago de 600.000 dolares al abogado inglés David Mills como recompensación por no revelar informaciones sobre sus empresas. El abogado fue en calidad de testigo a uno de los juicios. La fiscalía señala que Berlusconi utilizó dos empresas asociadas a Mediaset para lavar dinero negro.

Quizás Berlusconi haya dado con la clave para evitar ir a la cárcel: dictar las leyes que estime oportunas para convertir en legales hechos suyos que han sido tipificados siempre como delitos. ¡Qué listo el tío!

Imagen: cultureofsoccer.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016