Excite

Berlusconi sufre una agresión tras un mitin

El Primer Ministro de Italia, el controvertido Silvio Berlusconi, recibió ayer domingo el impacto de un souvenir en la boca. El hecho ocurrió tras la finalización de un mitin en la Plaza del Duomo de Milan y el agresor responde al nombre de Massimo Tartaglia. Éste se encontraba entre a tres y cuatro metros de distancia de Berlusconi cuando lanzó el objeto que dejó grandes secuelas en el rostro de Il Cavaliere.

Vídeo: la agresión a Berlusconi en Milán

El autor del lanzamiento de la réplica de yeso de la catedral milanesa fue detenido de forma inmediata. Además de dicho objeto, Tartaglia llevaba otro recuerdo que podía haber sido lanzado y un espray de defensa personal. Por ello el fiscal que tomó el caso avisó de que en los cargos entrará que fue realizado ‘con premeditación’.

El padre del protagonista, Alessandro Tartaglia, afirmó que la acción de Massimo responde a la situación de ‘crispación política que vive el país’ y contó que su familia vota al Partido Democrático.

‘Yo no soy nadie’, afirmaba Tartaglia mientras era agredido por los seguidores de Berlusconi que habían acudido al mitin. Mientras el Primer Ministro era atendido y llevado urgentemente a su coche con una cara de preocupación. Nunca antes se había sentido tan vulnerable, ni si quiera cuando era atacado por su ex mujer o por la prensa.

Galería: los internautas parodian la agresión a Berlusconi

El parte médico afirma que Berlusconi ha sufrido pérdida de sangre por la hemorragia, laceración interna y externa del labio, la rotura de un diente y la rotura parcial del hueso nasal. Tras ser operado de forma inmediatamente y hacerle un TAC, el dueño del AC Milan necesitará entre dos y tres semanas de reposo.

Como no podía ser de otra manera, Berlusconi explicó que la agresión forma parte de la ‘campaña de odio’ a la que es sometido por parte de la ‘ fábrica de odio y de envidia impregnada de valores marxistas’. Silvio no tiene nada de culpa de la situación que atraviesa Italia según él, ni siquiera de la creación de una ley que le permita ser impune en los cuatro grandes juicios a los que tiene que acudir.

Massimo Tartaglia, que burló los dos anillos de seguridad que debían proteger al Primer Ministro, es un hombre inestable psicológicamente. Esto le puede salvar de una gran condena ya que Tartaglia lleva una década con tratamiento psiquiátrico. Sin embargo el agresor está recibiendo muestras de apoyo, y un ejemplo es el gran número de seguidores, más de 40.000, que en menos de 24 horas ha obtenido en Facebook, donde incluso se pide que se le suba a los altares.

Imagen: abc.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016