Excite

La celebración de la boda real de Inglaterra se alargó hasta la madrugada

Tras la boda real en la abadía de Westminster, los ya maridos Príncipe Guillermo y Kate Middleton, comenzaron la celebración de su enlace, con el típico beso en el balcón de Buckingham Palace, el posterior banquete con todos los invitados de honor y una posterior fiesta organizada por el Príncipe Carlos a la que acudieron los amigos y familiares más cercanos.

Tras la celebración de la boda religiosa en Westminster, la pareja se trasladó en un carruaje a Buckingham, donde tuvo lugar el clásico saludo desde el balcón, momento en el que el Príncipe Guillermo y Kate Middleton no dudaron en besarse para regocijo de los presentes. Tras este saludo tuvo lugar el banquete propiamente dicho, una recepción en el mismo palacio organizada por la abuela del novio, la Reina Isabel II.

Para el banquete oficial estuvieron presentes unos 600 invitados de los 1.900 que habían presenciado la ceremonia de Westminster. Estos invitados fueron agasajados por la pareja con diversas especialidades culinarias británicas cocinadas por 21 chefs, ágape que se remató con la tarta nupcial, un enorme pastel de ocho pisos obra de la artesana Fiona Cairns.

Tras el banquete de boda, el Príncipe Guillermo y Kate Middleton abandonaron Buckingham Palace en un Aston Martin conducido por el propio esposo, vehículo decorado para la ocasión. Pero no terminó aquí la celebración de la boda real, ya que la pareja se trasladó a Clarence House donde pudo descansar durante un par de horas y cambiarse de ropa para volver a Buckingham Palace y continuar con los festejos.

La última parte de la celebración de la boda real de Inglaterra fue una fiesta privada para 300 invitados, con un carácter más festivo e íntimo. Este último acto fue pagado por el Príncipe Carlos pero organizado por el Príncipe Enrique y Pippa, hermana de Kate Middleton. En este momento, los familiares y amigos más cercanos de la pareja pudieron celebrar la boda real al margen del protocolo, con una Kate Middleton que cambió su vestido de boda por un traje de noche y un Príncipe Guillermo que cambió el uniforme militar por un smoking.

Finalmente, el Príncipe Guillermo y Michael Middleton, padre de Kate, pudieron pronunciar sus discursos para felicitar a la pareja, con lo que se inició una noche de baile y música. Se dice que esta última celebración duró hasta bien entrada la madrugada, colocando el broche final a la boda real del Príncipe Guillermo, heredero de Inglaterra, y Kate Middleton, quienes ya son marido y mujer.

Mira el esperado beso del Príncipe Guillermo y Kate Middleton en el baclón de Buckingham Palace

Imagen: abc.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018