Excite

China da un ultimátum a los disturbios del Tíbet

Los disturbios iniciados la pasada semana en la región china del Tíbet se habrían saldado ya con más de un centenar de muertos según los tibetanos, y sólo 13 según ha asegurado el gobierno de Pekín.

El presidente del gobierno chino en la región del Tíbet, Qiangba Puncog, ha defendido que el ejército no ha usado armas en la represión de los disturbios, aunque 13 civiles inocentes hayan muerto. El presidente chino ha denunciado que las ‘protestas pacíficas’ de las que hablan los tibetanos son unos disturbios que se han saldado con más de 300 incendios y destrozos de centenares de tiendas y vehículos.

Galería: disturbios en el Tíbet

Por su parte, el Dalai Lama ha vuelto a llamar a la intervención de la ONU y la comunidad internacional en este conflicto, al que ha calificado de ‘genocidio cultural’ en el Tíbet.

El gobierno chino, que en un principio intentó censurar al mundo las informaciones sobre lo que estaba sucediendo en el Tíbet, ha cambiado de estrategia y ha dirigido ahora la censura contra su población. El portal de vídeos YouTube no es accesible desde China tras haber incluido vídeos de las protestas en los últimos días. Lo mismo ocurre con la página del diario The Guardian, uno de los primeros en publicar las fotos de los disturbios. La censura en China es un habitual, y webs como la de la BBC, Amnistía Internacional o Reporteros sin Fronteras llevan años censurados en el país de las olimpiadas de 2008.

Esta medianoche (17’00 horas en España) finaliza el ultimátum que el gobierno chino ha dado a los manifestantes del Tíbet para que se entreguen, a partir de esa hora se ha amenazado con usar la fuerza para controlar los disturbios.

Actualización 17’30 horas 17/03/2008

El gobierno de China ha rechazado la idea de que observadores internacionales se desplacen hasta el Tíbet ya que, según ha alegado, se trata de un desorden interno y que el ejército ha respondido en modo civil y sin armas letales.

A pesar de todo, el gobierno chino considera necesaria la retirada de todos los periodistas de la zona y la suspensión de los permisos de viaje para turistas en las horas previas al fin del ultimátum dado a los manifestantes del Tíbet.

Si éstos no se han entregado a esta hora, el gobierno chino procederá a una represión más dura. Además, si se efectúa la retirada de los periodistas como pretende el gobierno chino, el ejército vuelve a tener vía libre para actuar en el Tíbet bajo la censura que sigue practicando y que intenta maquillar actualmente con la celebración de las olimpiadas en Pekín.

Actualización 10’15 horas 18/03/2008

Cumplido el plazo del ultimátum impuesto por China para que los manifestantes en el Tíbet se entregasen, el ejército ha iniciado la campaña de represión que anunció. Los vecinos hablan de una persecución casa por casa en las principales ciudades donde se han producido disturbios durante estos días.

El ejército ha bloqueado el centro de Lhasa y el resto de ciudades del Tíbet donde se han producido los levantamientos. A través de las imágenes grabadas de los disturbios, se están produciendo registros exhaustivos de las ciudades para detener a todos los implicados, además de antiguos presos políticos, como se ha denunciado.

Al margen de las detenciones masivas, los disturbios se han calmado y algunos negocios han abierto de nuevo sus puertas y alguna gente comienza a ir a trabajar. Sin embargo, los turistas siguen abandonando la zona, y sigue suspendida la concesión de visados en el Tíbet.

Por su parte, el Dalai Lama, desde su exilio en la India, ha hecho un llamamiento a los manifestantes, anunciando que si no cesan las revueltas dejará de ser tibetano y su única opción será abandonar por completo.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016