Excite

Un comerciante deberá pagar a un empleado ladrón por humillarlo

La justicia británica ha condenado al comerciante Simon Cremer, de Witham, Essex, a pagar una indemnización a uno de sus empleados, Mark Gilbert, por humillarlo públicamente en el pueblo después de constatar que le había robado dinero.

Los hechos tuvieron lugar en octubre del pasado 2008. Una vez hubo comprobado que Gilbert se había expedido para sí mismo un cheque por valor de 845 libras, alrededor de 1.000 euros, y en compañía de otras personas, Simon Cremer obligó a su empleado a reconocer el robo, tras lo cual le colocó un cartel con el que lo paseó por las calles del municipio. En él, bajo la inscripción 'ladrón', el cartel explicaba que había robado la cantidad indicada y que, por su propia voluntad (aunque las imágenes invitan a pensar lo contrario), acudía a la policía.

Sin embargo, la situación dio un considerable vuelco cuando Simon Cremer y Mark Gilbert llegaron a la comisaría. Mientras el ladrón quedó en libertad casi al momento, Simon Cremer tuvo que hacer frente a una acusación por la humillación que podría haberle costado incluso la cadena perpetua después de que Gilbert lo denunciara. Así, el comerciante deberá pagar 13.000 libras (más de 9.500 euros) y los gastos legales del proceso, y ya ha anunciado que no recurrirá la condena ante la posibilidad de que sea condenado a una pena mayor por otro tribunal.

Imagen: contexto.com.ar

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016