Excite

¿Cómo murió el hermano del Rey Juan Carlos?

  • @DsdLaPlaza - Twitter

Hoy, 29 de marzo de 2016 se cumplen 60 años de la muerte de Alfonso de Borbón, hermano del Rey Juan Carlos I. El ahora rey emérito mató accidentalmente a su hermano con 18 años de edad. Alfonso tenía tan solo 14 años. El fallecimiento se produjo tras disparar accidentalmente una pistola.

Un gran halo de misterio rodea la muerte del hermano del Rey Juan Carlos, ya que el comunicado de la Casa Real fue bastante escueto y decía lo siguiente: "Estando el infante don Alfonso de Borbón limpiando una pistola de salón con su hermano, la pistola se disparó, alcanzándole en la región frontal, falleciendo a los pocos minutos. El accidente sucedió a las 20.30 horas, al regresar de los oficios de Jueves Santo, donde había recibido la sagrada comunión".

De este escrito podemos entender que Juan Carlos mató accidentalmente a su hermano con un disparo en la frente, haciendo imposible cualquier intento de reanimación. Ocurrió el 29 de marzo de 1956 y está rodeado de misterio porque el único testigo de su muerte fue el ahora rey emérito. Además, Juan Carlos nunca ha hablado públicamente de lo que ocurrió aquella tarde en Estoril, lo que despierta más y más especulaciones.

Lo único que se ha escuchado hablar a Juan Carlos sobre su hermano lo ha manifestado recientemente en el documental emitido por la televisión francesa sobre su vida. El monarca confesó a la periodista Laurence Debray que echa "mucho de menos" a su hermano Alfonso. Esta frase la dijo con la voz entrecortada y los ojos llorosos. También confesó que su hermano "era muy simpático" y que "le quería mucho, le quería mucho".

FOTOS: 11 famosos que nos han decepcionado cazando animales por diversión

Según las crónicas, el día que falleció Alfonso, el padre de ambos, Don Juan, agarró a Juan Carlos del cuello enfurecido gritando "¡Júrame que no lo has hecho a propósito!". Momentos antes del disparo Doña María estaba charlando con unas amigas y Don Juan estaba leyendo en su despacho. Después del disparo se escucharon los gritos de Juan Carlos llamando a su padre.

La versión más extendida de la historia dice que el ahora rey emérito estaba jugando con una pequeña pistola que les habían regalado, cuando se disparó accidentalmente. Al parecer, el día anterior ya habían estado disparando a las farolas con el arma durante la Semana Santa. A pesar de que Don Juan les había prohibido jugar con ella, los jóvenes consiguieron saltarse la norma a un precio que a Juan Carlos le marcará hasta su tumba.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017