Excite

¿Cómo saber si mi perro está enfermo?

Lo más importante para nuestro perro es que esté sano y equilibrado. Por ello es fundamental saber cómo son sus síntomas cuando empieza a caer enfermo. Este aspecto es muy importante porque, al no tener lenguaje, nuestra mascota no puede decirnos cómo se encuentra ni alertarnos si comienza a ponerse malo. Además, la sintomatología puede ser muy sutil y si no la detectamos al principio suele ser muy complicado tratar al animal.

    Twitter

Prevención, síntomas y tratamiento

Para empezar, como muchas veces no vamos a detectar que nuestro mejor amigo está comenzando a enfermar, es aconsejable llevarlo periódicamente al veterinario para que reciba los cuidados y la atención médica necesaria. También deberemos de vacunarlo y ponerle una pipeta cada mes para alejarlo de las pulgas, piojos y garrapatas.

Reconocer los síntomas y tener una idea de sus causas es fundamental para decidir si llevamos a nuestra mascota al veterinario o se trata de algo sin importancia. Conviene destacar que ante la falta de certeza, nada va mejor que el diagnóstico de un profesional, pero nunca está de más tener unas nociones de prevención en cuidados caninos.

La pérdida repentina de apetito suele ser un síntoma de que algo le ocurre a tu mascota. La comida es de las cosas que más motivan a nuestros perros. Si pasan un par de días y vemos que no come, ni siquiera cuando le ofrecemos premios, entonces debemos acudir al veterinario.

Si durante varios días seguidos, cuando lo sacamos a la calle, tiende a evacuar heces líquidas, entonces es que tiene una diarrea persistente y está enfermo. Si además de esto lo vemos vomitar, puede que esté provocado por algún parásito. Si el perro vomita un par de veces y no lo hace más en los siguientes días, entonces es que pasó una diarrea leve. Sin embargo, si persisten los síntomas, entonces es que ha enfermado y necesita atención médica.

Si tienes un perro que normalmente se muestra enérgico y lo ves muy apático, es muy probable que esté enfermo. Si lo ves que no reacciona igual ante ciertos estímulos o que duerme más de lo que acostumbra, es aconsejable llevarlo a que le hagan una revisión. En el caso de que no le ocurra nada físiológico podría tratarse de una depresión canina.

FOTOS: Estas son las 12 razas de perros que más años viven

Puede también que el perro tenga fiebre. Si lo vemos con una alta temperatura, poca activación y nada de apetito, habría que acudir al veterinario.

Si lo vemos que bebe demasiada agua en los días en los que no ha hecho ejercicio ni tampoco hace calor, entonces deberíamos llevarlo a un profesional, porque podría tener diabetes. También debemos alarmarnos si su orina o sus heces tienen sangre, si se presenta más inquieto y llora más de lo normal. Cuando tienen el hocico reseco nunca es por nada bueno. En esta situación conviene estar más pendiente de él y ver cómo evoluciona. Si no hay mejora llevarlo a que le atiendan en la clínica veterinaria.

Publicado por Manuel Peña - Perfil en Google+ - Leer más artículos de Manuel Peña

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017