Excite

“Dejar de fumar”, el reto de Obama

Después de ilusionar a millones de personas en todo el mundo, después de hacer la campaña política más interesante de las últimas décadas y después de ganar las elecciones americanas Obama tiene serias dificultades para dejar de fumar.

El presidente Barack Obama ha confesado que es fumador y que ha intentado dejar el vicio varias veces pero siempre ha perdido la batalla. Barack que puede presumir de jugar al baloncesto y de tener una familia modélica ha reconocido que su adicción al cigarrillo es más fuerte que él.

No obstante, el presidente va a seguir intentando dejar de fumar hasta que lo consiga. Obama ha prometido no fumar en la Casa Blanca, que es un espacio libre de humos. Para hacerlo debería salir a uno de los numerosos balcones de la “White House”, algo que los servicios de seguridad del presidente no recomiendan. Por todo ello, Obama va a volcar todos sus esfuerzos en superar su dependencia al cigarrillo.

A pesar de que fuma, el presidente de Estados Unidos ha confesado que como mucho fuma siete cigarrillos al día. Antes de que él llegara a la Casa Blanca, EEUU contó con otro presidente fumador, el republicano Gerald Ford, que acabó su mandato en 1977. El demócrata Bill Clinton también fumaba pero en su caso, sólo eran puros y de manera ocasional. Sabemos que Obama consigue todo lo que quiere por lo que pronto dirá adios para siempre al tabaco. ¡Suerte Obama!

Imagen: cristyli.blogspot.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016