Excite

Descubren en Bélgica que su paciente no estaba en coma, 23 años después

Un sorprendente caso médico ha salido a la luz en Bélgica. El enfermo, víctima de un accidente de coche, permanecía en coma profundo desde hacía 23 años. Nada más producirse el incidente, y después de varias pruebas, sus médicos determinaron que su estado de consciencia se había extinguido y que Rom Houben era incapaz de responder a ningún estímulo. Hace tan sólo tres años, los avances tecnológicos permitieron descubrir que su cerebro seguía funcionando. Un nuevo estudio que determinaba que Houben no había llegado a estar en coma nunca.

El protagonista de esta historia, de 46 años de edad, se ha pasado la mitad de su vida postrado a la cama de un hospital sin poder comunicarse con nadie. Él mismo ha declarado que durante sus 23 años de supuesto coma intentó gritar, 'pero no había nada que escuchar'.

Tal y como han explicado los médicos, después de su fatal accidente Houben perdió el control de su cuerpo y quedó absolutamente paralizado. Para evaluar su estado se utilizó la Escala de Glasgow, pero ninguna de las pruebas realizadas obtuvo resultados positivos que determinaran respuestas motoras. Fue un estudio en la Universidad de Lieja, hace apenas tres años, el que descubrió que este hombre era plenamente consciente.

Los médicos ya han anunciado que lo más probable es que pase el resto de su vida en un hospital. Por lo menos Rom Houben, el hombre que permaneció durante 23 años en un supuesto coma, dispone ahora de un dispositivo encima de su cama que le permite comunicarse con el resto del mundo, hablar con sus amigos e incluso leer libros.

Imagen: dailymail.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016