Excite

Diez meses tardarán en eliminar las 56 estrellas a Kimberley Vlaemink

Las 56 estrellas que Kimberley Vlaeminck se tatuó en su cara desaparecerán pronto. Rouslan Toumaniantz, el tatuador, será el encargado de pagarle el proceso de borrado de los dibujos. Según el acuerdo al que llegaron los abogados de ambas partes, serán 3.000 euros los que deberá pagar Rosulan.

Kimberley Vlaeminck tendrá que someterse a rayos láseres para poder eliminar los tatuajes que cubren la zona izquierda de la faz de la belga. Para poder acabar con todas las estrellas, la joven tendrá que presentarse en una clínica especializada diez veces. Cada sesión tiene un precio de 300 euros y tendrá que ir cada mes, es decir, que tardará casi un año en poder volver a tener la cara limpia.

La joven belga tuvo que ser ingresada en un psiquiátrico después de que su imagen diera la vuelta al mundo y de que su padre y su novio se enfurecieran con los tatuajes que se había hecho. Kimberley sostuvo que Rouslan Toumaniantz se aprovechó de ella y le dibujo más de las tres estrellas que ella deseaba. Si bien el tatuador siempre negó los hechos, pagará la limpieza de la cara.

Kimberley, que apenas tiene 18 años, tiene intención de escribir su experiencia en un libro. Eso sí, para ello contará con la ayuda profesional de un periodista.

Imagen: theage.com.au

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016