Excite

Doble atentado en Pakistán como venganza contra la muerte de Bin Laden

No han tardado en comenzar las tan temidas repercusiones tras la muerte de Bin Laden, las primeras víctimas han sido quienes se encontraban en las inmediaciones de una academia militar al norte de Pakistán, quienes han sufrido un doble atentado suicida perpetrado por radicales talibanes miembros de la red terrorista de Al Qaeda.

El atentado ha ocurrido ha primera hora de hoy viernes en la ciudad de Charsadda, concretamente en el barrio de Shabqadar. En dicha zona se encuentra una academia de la guardia de fronteras de Pakistán, un grupo especial de la policía pakistaní encargado de la vigilancia fronteriza del país, especialmente en la zona norte, controlada por los talibanes y fronteriza con Afganistán.

El atentado ocurrió cuando un numeroso grupo de cadetes se disponía a subir a unos autobuses que los trasladaban a sus pueblos para disfrutar de unos días de permiso. En ese momento, dos terroristas montados en motocicletas se han acercado rápidamente a los reclutas y han activado los explosivos que llevaban adheridos al cuerpo, provocando una violenta explosión que ha dejado un saldo de 88 muertos y 105 heridos, de los cuales 25 se encuentran en un estado muy grave.

La mayoría de los muertos y heridos son reclutas de la guardia fronteriza de Pakistán, aunque también se encuentran civiles entre los afectados por el doble atentado suicida. Desde un primer momento se ha sospechado que los talibanes y Al Qaeda podrían estar detrás del atentado, información confirmada cuando Ehsanullah Ehsan, portavoz del Movimiento Talibán en Pakistán se ha comunicado con un teléfono vía satélite con la agencia de noticias AFP y ha confirmado que ellos son los responsables del atentado, el cual es una venganza por la muerte de su líder Bin Laden.

Este no es el primer atentado en Charsadda tras la muerte de Bin Laden, pues el mismo día de su atentado Al Qaeda ya detonó una bomba en las inmediaciones de una mezquita acabando con la vida de nueve personas. Aunque si el reciente atentado suicida en Pakistán demuestra algo, es que Al Qaeda no piensa quedarse quieta tras la muerte de Bin Laden, planeando una sangrienta venganza, al menos esto podemos concluir de sus palabras y de su historial en Pakistán, donde ha llevado a cabo unos 450 atentados en los últimos cuatro años, cobrándose la vida de 4.300 personas.

Imagen: elperiodico.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016