Excite

Dos guardias civiles mueren en Afganistán a manos de un talibán infiltrado

Dos miembros de la Guardia Civil desplazados a Afganistán perdieron hoy la vida junto a su intérprete como consecuencia de un atentado llevado a cabo por un chófer de la policía del país que actuaba como infiltrado por los talibanes. Así, el capitán José María Galera Córdoba, de 33 años de edad, y el alférez Leoncio Bravo Picayo, de 34, fueron ametrallados junto al traductor, nacionalizado español, por una persona a la que instruían en la base de Qala-e-now y que, posteriormente, fue abatida por las tropas españolas.

De acuerdo con el gobernador de la provincia de Badghis, en las que se encuentra el contingente español, se trata de un asesinato en el que 'todo estaba planeado'. El conductor, al que otras fuentes otorgan el rango de miembro de la policía, tenía amplias conexiones con la insurgencia talibán, que se atribuyó el ataque a través de su portavoz habitual, Qari Mohamad Yusuf. Al parecer, en un momento de la instrucción, el supuesto chófer se hizo con un kalashnikov con el que abrió fuego contra todo aquel que le rodeaba antes de caer abatido.

De este modo, con los asesinatos de los dos guardias civiles ya son 92 los efectivos españoles que han perdido la vida en el marco del conflicto en Afganistán. Asimismo, junto a los asesinatos, las autoridades han acusado a los talibanes de promover, siguiendo un minucioso guión, los disturbios que se han producido en Badghis como consecuencia del atentado, nunca vistos en la provincia desde que las tropas españolas arribaran a ella en 2005.

Imagen: desktopnexus.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016