Excite

El cuerpo de Hitler fue destruido por los soviéticos

Nadie podrá recuperar el cadáver de Adolf Hitler. El líder nazi que provocó la II Guerra Mundial se suicidó en un búnker de Berlín. La capital germana fue tomada por las tropas de la Unión Soviética, que pudieron localizar el cuerpo inerte del austriaco. Desde entonces nadie sabe donde se encontraban los restos de Hitler, aunque se rumoreaba que el cráneo lo tenía la famosa KGB soviética.

Ahora, más de medio siglo después del final de la II Guerra Mundial y de la desaparición del dictador nazi, los archivos de la FSB, antigua KGB, demuestran que Yuri Andrópov, jefe en 1970 de los servicios de seguridad del bloque comunista, pidió permiso para poder acabar con los restos que quedaban de Hitler. Además se destruyeron los cuerpos de otras 21 personas que murieron junto al líder nacionalsocialista, como por ejemplo Goebbles y su familia.

El jefe de la KGB, Andrópov, pidió desenterrar los cadáveres, ocultos en un bosque de Magdeburgo, para que no se convirtieran en ‘lugares santos’ para aquellos que todavía piensan que el horrible régimen nazi puede ser bueno y que Hitler puede ser como su profeta. El comité bolchevique dio el visto bueno y el 4 de abril, según los documentos de la KGB, se exhumaron y destruyeron a ‘los criminales de guerra’. Los restos de Hitler fueron cenizas, curiosamente como millones de comunistas, gitanos o judíos asesinados en los campos de concentración de su régimen. Esos residuos fueron lanzados en el río Biederitz.

De esta forma las únicas pruebas de la muerte de Hitler sería el cráneo y parte de la mandíbula que aún mantiene el país euroasiático. Asimismo afirmaron que los restos son reales y que ninguna organización estadounidense pidió nunca analizarlos para comprobar que eran los auténticos. Sin embargo los americanos siempre mantuvieron dudas sobre la posesión de los soviéticos de los verdaderos restos del cadáver de Hitler.

Imagen: vadehistoria.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018