El número de sectas crece como consecuencia de la crisis económica

  • Foto:
  • kontranom.blogspot.com

La crisis económica mundial que atravesamos parece haber sido el acicate perfecto para la proliferación de sectas, cuyo crecimiento ha aumentado de manera considerable en los últimos tiempos. Así, el malestar propiciado por la crisis y las escasas perspectivas de futuro con que cuentan no pocos ciudadanos han hecho que, tan sólo en España, alrededor de 500.000 personas estén vinculadas a estos grupos pretendidamente religiosos.

Por otra parte, como resalta Luis Santamaría, de la Red Iberoamericana de Estudio de las Sectas (RIES), estas tienen una sorprendente capacidad de adaptación para llegar a perfiles de lo más diverso. No obstante, dentro de la clasificación que aporta el volumen ¿Qué ves en la noche? Religión y sectas en el mundo actual, editado por RIES y que acaba de ser presentado, encontramos desde colectivos que han sido reconocidos oficialmente como religiones hasta grupos más novedosos que inciden en nuestro vínculo con la naturaleza o el cosmos.

Sea como sea, Santamaría advierte que tanto unas como otras pueden acarrear serios problemas en tanto que muchas veces logran el control total de la persona, lo que atribuye también a la escasa espiritualidad del hombre de hoy. A la vez, el experto destaca que muchas de estas sectas cambian cada poco tiempo de nombre y sede para evadir a la justicia y conseguir sus fines, que a juicio de Santamaría son exclusivamente lucrativos.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2014