Excite

El Papa cierra en Roma el monasterio de la monja stripper Anna Nobili

El Papa Benedicto XVI ha sorprendido con su última decisión, mediante la cual ha optado por clausurar el monasterio de la basílica de la Santa Cruz de Jerusalén en Roma, todo debido a diversas irregularidades financieras y litúrgicas, entre las que se contaba los exóticos bailes de la monja Anna Nobili, antigua Stripper y bailarina en discotecas.

La decisión ha llegado después de que la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica realizara una visita apostólica, una investigación, en el monasterio de la Santa Cruz de Jerusalén. Dicho monasterio no contaba con demasiada fama en la comunidad religiosa, ya que era conocido por salirse de la doctrina católica más clásica, convirtiendo la liturgia en una suerte de espectáculo audiovisual.

El año pasado, el monasterio de la Santa Cruz de Jerusalén había sufrido la destitución de su abad, el ex diseñador de moda Simone Fiorasco, por la mala situación económica del monasterio, el cual además había colaborado para crear en el propio monasterio un hotel de lujo con servicio de limusinas las 24 horas del día. La delicada situación económica también se veía agravada por la mala situación de la tienda de recuerdos del monasterio, donde se vendían supuestos productos cultivados de forma biológica por los monjes, los cuales realmente se limitaban a comprarlos para revenderlos.

Además, es conocido el gusto que los religiosos del monasterio de la Santa Cruz de Jerusalén sienten por los famosos. En el centro se encuentran reliquias tan importantes para el catolicismo como tres espinas de la corona de Jesucristo, así como trozos de la Santa Cruz y un clavo de su crucifixión. Reliquias que han atraído a famosas como Gloria Estefan o Madonna, para las que se realizaron visitas guiadas. Además, el monasterio cuenta con la particularidad de ser sede de la organización Amigos de la Santa Croce, un grupo de adinerados italianos famosos por prácticas tan dispares como celebrar ritos consistentes en realizar cabriolas al rededor del altar.

Pero sin duda, la nota más llamativa del escándalo del monasterio de la Santa Cruz de Jerusalén en Roma lo puso una de sus monjas, concretamente la hermana Anna Nobili. Esta religiosa de 38 tenía la particularidad de haber vivido toda su vida como Stripper y bailarina exótica hasta que decidió dar un giro a su vida y aceptar los hábitos. Sin embargo, parece que parte de su vida laboral se mezcló con sus nuevos votos y decidió honrar a su dios haciendo lo que mejor sabía, bailar.

Anna Nobili considera la danza como una forma de oración, siendo famoso el baile que realizó para un grupo de altos cargos de la Iglesia Católica en el año 2009, cuando les deleitó con una danza de barra americana en la que la misma barra era un crucifijo. Puede que el Papa Benedicto XVI no esté tan a la vanguardia como para comprender las prácticas del monasterio de la Santa Cruz de Jerusalén en Roma, o al menos no para entender la liturgia de la monja Stripper Anna Nobili, por lo que ha decidido clausurar el monasterio y repartir a todos sus miembros por toda Italia.

Mira uno de los curiosos bailes de Anna Nobili, la monja Stripper

Imagen: ceticismo.net

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016