Excite

El PP gobernará en Galicia, y el PNV pierde la mayoría en el País Vasco

Días de incertidumbre y tensión por el resultado de las elecciones en Galicia y País Vasco, y no era para menos, ya que se veía peligrar el puesto tanto del socialista gallego, Emilio Pérez Touriño, y del lehendakari, Juan José Ibarretxe, que hasta ahora gobernaban en cada comunidad autónoma.

El resultado para ambos no pudo ser peor. Por un lado, el gobierno del Partido Popular recuperaba Galicia, mientras que el nacionalismo perdía por primera vez en 30 años su hegemonía en Euskadi.

En la comunidad gallega ha supuesto un duro golpe para los socialistas que se van del poder después de cuatro años. En cambio, para Alberto Núñez Feijóo del PP ha sido todo un triunfo, ya que era la primera vez que se presentaba a la presidencia de la Xunta.

En total, los populares se hicieron con 39 escaños, uno por encima de la mayoría absoluta, y los del PSdG-PSOE perdieron un escaño, quedándose con 24 escaños. Lo mismo les pasó a los nacionalistas del Bloque, que pasaron de 13 a 12 escaños.

El líder del PP, Mariano Rajoy, se ha mostrado más que satisfecho por el hecho de recuperar después de cuatro años el gobierno de Galicia, algo que no suele ocurrir con mucha asiduidad. Frente a los suyos Rajoy decía:"Estoy muy feliz. Somos el partido más grande de Europa y sabemos estar a la altura de las circunstancias".

Por otro lado, en el País Vasco, el giro ha sido de 360 grados, ya que aunque el PNV volvió a alzarse ayer con una victoria en las elecciones autonómicas vascas, Patxi López, con 24 años, puede desbancar a Ibarretxe. Pero para convertirse en el nuevo lehendakari y formar un gobierno no nacionalista, necesitará el apoyo de los populares y del partido de Rosa Díez.

Entre gritos de apoyo de los del PSOE con frases como: "¡Se nota, se siente, el cambio está presente!", el líder socialista en el País Vasco no podía evitar sonreír ante la posibilidad de gobernar esta comunidad. "Me siento legitimado para liderar el cambio en Euskadi", aseguraba Patxi López.

También han sido las primeras elecciones en el País Vasco sin la presencia de Batasuna o las formaciones políticas de su entorno. También cabe destacar que el voto nulo logró el 8,84% en estas urnas vascas.

La gran beneficiaria de esta ausencia fue Aralar, que aumentó de uno a cuatro escaños su representación en la Cámara vasca. El resto de fuerzas nacionalistas minoritarias perdieron fuerza: Eusko Alkartasuna se quedó con dos escaños e IU-EB perdió uno de los tres que poseía.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016