Excite

El príncipe Guillermo pide a la reina Isabel II dos años sabáticos tras la boda

Evitar a toda costa que Kate Middleton se convierta en la nueva Lady Di, en lo que desgracias se refiere, claro está. Ésa es la máxima preocupación del príncipe Guillermo que, a cinco días escasos de la boda del año, quiere proteger a toda costa a su futura esposa de las presiones a las que se vio sometida su madre.

Quizás por ello, el hijo de Carlos de Inglaterra ha pedido a su abuela, la reina Isabel II, que les conceda a Kate y a él dos años sabáticos tras la boda del próximo viernes. La idea sería que el matrimonio pudiera consolidarse como una pareja lo más normal posible antes de verse expuestos a los medios de comunicación.

Además, este periodo serviría a Kate Middleton para ir acostumbrándose poco a poco a las obligaciones de su cargo lo que le garantizaría una preparación más privada alejada de los focos antes de meterse de lleno en su función pública.

De hecho, no es el primer miembro de la Casa Real inglesa que opta por pedir dos años sabáticos tras su enlace. Precisamente fue Isabel II quien, tras contraer matrimonio con el duque de Edimburgo en 1947, pasó casi un año casi un año dedicada exclusivamente a su marido.

Y es que, al parecer, el príncipe Guillermo habría visto en su abuela el fiel reflejo de lo que desea que sea su vida de casado, razón por la cual habría estado los últimos meses estudiando la vida de Isabel II, con sus aciertos y sus errores.

Imagen: esmas.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019