Excite

El vertido de Hungría alcanza el Danubio

Hungría sigue consternada por la constatación de que el vertido tóxico que escapó el pasado lunes de la fábrica de aluminio MAL Zrt ha alcanzado ya uno de los afluentes del Danubio, el río Raaf, situado al suroeste del país. La catástrofe natural, probablemente la peor de esta índole que haya sufrido Europa, ha causado ya cuatro muertes (entre ellas la de una pequeña de sólo 14 meses) y alrededor de 120 heridos, al tiempo que tres personas siguen desaparecidas.

De este modo, el Gobierno de Hungría ha puesto en marcha una investigación criminal destinada a depurar responsabilidades tras el escape del vertido, una suerte de 'barro rojo' que puede destruir buena parte del ecosistema generado en torno al río Danubio, el segundo en longitud del viejo continente tras el Volga. Por otra parte, los análisis de las aguas del Raaf han determinado que presenta una concentración de alcalinos ligeramente superior a lo normal como consecuencia del accidente.

A la vez, ha quedado claro, de acuerdo con el primer ministro Viktor Orban, que 'no se puede vivir' en el área afectada por los lodos, de forma que habrá que aislar los lugares en los que está más concentrado y evacuar a los residentes. Hay que recordar que tras recorrer Hungría, el Danubio pasa por países como Croacia, Serbia, Bulgaria, Moldavia o Rumanía, a los que habrá que ver en qué medida afecta el vertido tóxico.

Advertencias de la UE sobre el vertido tóxico

Imagen: daylife.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016