Excite

Encuentran la cabeza del primer Borbón, Enrique IV de Francia

Los misterios en torno a la vida y muerte del rey Enrique IV de Francia parecen tocar a su fin con el hallazgo, un tanto inverosímil, de su cabeza. El descubrimiento, atribuído a un equipo encabezado por Philippe Charlier y anunciado mediante la publicación de un artículo en British Medical Journal, tuvo lugar nada menos que en el armario de la casa de un jubilado, en el que se encontraba, bien embalsamada, la cabeza del monarca también conocido como Henri IV.

Aunque el fallecimiento de Enrique IV tuvo lugar en 1610, año en que fue apuñalado hasta dos veces, su cuerpo sufrió mutilaciones tanto antes como después de su deceso. Así, la aparición de su cabeza confirma que vivió un intento de asesinato en 1594, cuando Jean Chatel lo acuchilló sin lograr matarlo pero dejándole una herida en la cara que aún se puede apreciar en su calavera. A la vez, se ha podido determinar que, a los 57 años, Enrique IV estaba considerablemente calvo y tenía pendientes además de problemas con las muelas y artrosis.

Por otra parte, la Revolución trajo el saqueo de su sepultura, y al cadáver de Enrique IV, el primer Borbón y conocido en Francia como 'el buen rey', se le amputaron la cabeza y los brazos. Años después se volvió a enterrar el cuerpo en Saint Denis, aunque faltaba la cabeza, que parece haber recorrido más kilómetros que su dueño en vida, toda vez que, de acuerdo con Le Figaro, pasó por numerosas manos entre Alemania y Francia. Lo último que se supo de la cabeza de Enrique IV era que un pintor la vendió por un precio ínfimo a un anticuario al que el Louvre no daba credibilidad. Sin embargo, allá por 1940 se perdió nuevamente hasta que el equipo de Charlier ha vuelto a encontrarla.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016