Excite

Entregan el Premio Nobel a Liu Xiaobo, preso en China

Como se esperaba, China ni siquiera consideró la posibilidad de permitir que el disidente Liu Xiaobo asistiera a Oslo para recibir el Premio Nobel de la Paz 2010, que obtuvo merecidamente sin discusión como muestra su precaria situación. De esta forma, no era de extrañar que la ceremonia de entrega del Premio Nobel pasara a ser una denuncia contra los métodos que emplea China y su continua vulneración de los Derechos Humanos, toda vez que tampoco pudo acudir al acto ninguna persona vinculada a Liu Xiaobo, incluida su mujer, que permanece bajo arresto domiciliario.

Así, junto a los Reyes de Noruega y los miembros del Comité del Premio Nobel de la Paz se dejó espacio para una silla vacía, símbolo de la ausencia forzosa de Liu Xiaobo, cuyo retrato fue colocado en la sala. No obstante, sí se pudo proceder a la lectura de un discurso elaborado por Liu Xiaobo desde la prisión del norte de China en la que está recluído. Pese a lo que pudiera pensarse, y a sabiendas de que China boicoteó su designación como Premio Nobel de la Paz con el apoyo de otros países como Venezuela o Cuba, el mensaje de Liu Xiaobo está exento de cualquier muestra de odio.

Más bien, apuesta por todo lo contrario, mostrándose convencido el disidente de que nada conseguirá frenar el progreso, que habrá de dar lugar a 'una futura China libre'. Por su parte, el presidente del Comité del Nobel de la Paz, Thorbjorn Jagland, recordó los valores que han hecho merecedor a Liu Xiaobo del galardón, que el año pasado recayó sobre Barack Obama, y comparó su caso con el de otros premiados que no pudieron asistir a la entrega contra su voluntad, como Lech Walesa o Andrei Sajarov.

Entrega del Premio Nobel de la Paz a Liu Xiaobo

Imagen: nobelprize.org

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016