Excite

Comida rápida, ¿publicidad engañosa?

¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk
¿Cuántas veces nos hemos dejado llevar por la publicidad engañosa de la fotografía de un apetitoso y colorido Whopper de Burger King o de un, a simple vista, comestible burrito de McDonalds? Pues atento, porque no es oro todo lo que reluce dentro de los envases de estas marcas de comida rápida. Y si no desenmascáralas tú mismo, comparando las fotografías de las cajas con lo que realmente ofrecen en su interior.
Imagen: guardian.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016