Excite

Cómo serían las portadas de las novelas rosas con gente normal

El caso de "Cincuenta sombras de Grey" ha hecho explotar el mundo de la pasión a través de la novelilla erótica. Pero antes de Anastasia y Mr.Grey ha habido varias generaciones de magnates, guerreros, soldados y emprendedores dispuestos a copular con castellanas, esclavas, amas de casa y tantos otros personajes excéntricos. (Continúa…)
La novelilla rosa, todas las aventuras sentimentales y el erotismo forzado, se han hecho famosas sobre todo por sus cubiertas: obras maestras vintage, similares a las covers de películas de la época. El sitio DailyBest se ha divertido proponiendo esta nueva versión 2.0 con gente normal en el lugar de los protagonistas. Éste es el resultado. ¿Cual os gusta más?
La Mujer del Guerrero. Lo sentimos pero nos parece que este guerrero ha peleado en pocas batallas, tiene más pinta de fofisano.
La Mujer del Guerrero. Lo sentimos pero nos parece que este guerrero ha peleado en pocas batallas, tiene más pinta de fofisano.
La ternura es la tormenta. Por favor, que empiece a llover de verdad, pero lluvia espesa de la que no deja ver nada. Y que por favor alguien le ponga un taparabos a ese semental...
El hombre de mis sueños. Claro que no explica si esos sueños son pesadillas.
La cautiva del canalla. Soy un truan, soy un señor. No sabemos si nos deja más anonadada, el caballo blanco que asoma pizpireto al fondo, o el chaleco de cuero sobre pecho desnudo del "canalla"
La cautiva del canalla. Soy un truan, soy un señor. No sabemos si nos deja más anonadada, el caballo blanco que asoma pizpireto al fondo, o el chaleco de cuero sobre pecho desnudo del "canalla"
El gentil pícaro. Pues por la intensidad con la que el pícaro mira a la chica, más que llevarla al huerto parece que quiere descubrir en ella el dibujo oculto en ella.
Encantamiento en el cielo. Éste lo entendemos. La señora debe de estar en un salón de belleza, y le están lavando la cabeza justo fuera de la sauna.
Pícaro. A este le falta un poco de solarium y algunas extensiones. Se nota que no ha pasado por el salón de belleza de "Encantamiento en el cielo"
Trueno salvaje. Otra vez chalequillo, aunque éste de ante. Sigue sin funcionar. La chica de hecho no sabe cómo decírselo. Está en pose de "¿Pero te quieres poner de una vez camisas debajo de los chalecos?"
Trueno salvaje. Otra vez chalequillo, aunque éste de ante. Sigue sin funcionar. La chica de hecho no sabe cómo decírselo. Está en pose de "¿Pero te quieres poner de una vez camisas debajo de los chalecos?"

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017