Excite

Las mujeres musulmanas que viven en Francia no podrán utilizar el burka en lugares públicos

Francia ha decidido poner fin a la imagen de miles de musulmanas que pasean por las calles del país vecino ataviadas con el burka o nicap, el conocido velo integral islámico que tanta polémica ha desatado en los últimos años, especialmente, en los países occidentales.

Y es que Nicolas Sarkozy ha decidido prohibir terminantemente su uso en los espacios públicos. Una medida que ha sido bien acogida por buena parte de la población francesa que ve en esta prenda una humillación para la mujer. Sin embargo, la prohibición no ha sentado tan bien en los sectores musulmanes más extremistas desde donde salieron todo tipo de amenazas al presidente francés y su Gobierno.

Como ellos, las aproximadamente 2.000 mujeres musulmanas que viven en Francia han mostrado su rechazo a esta medida. Consideran que ésta recorta sus libertades puesto que no se imaginan salir a la calle sin ocultar su rostro bajo el burka. Aseguran que la decisión de llevarlo es de ellas y no de sus maridos, aunque sean muchos los sectores que discrepan en este punto.

Así, las musulmanas que sigan utilizando el velo integral en los espacios públicos se enfrentan a multas de unos 150 euros. Pero si un hombre obliga a su mujer a llevar el burka en Francia podrá ser castigado con penas de cárcel y una multa de entre 30.000 y 60.000 si ésta es menor de edad.

La prohibición del burka ha sido vista de diferente manera en la esfera internacional. Así, si Bélgica o Alemania esperan aprobar en breve medidas similares en Estados Unidos se critica totalmente esta postura. Por su parte, los grupos islámicos fundamentalistas ya han advertido que habrá violencia para protestar contra esta ley.

Imagen: elpais.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016