Excite

Fukushima pone fin a su fuga de agua radioactiva mediante el uso de químicos

Aunque aun está muy lejos de solucionarse, la crisis en la central nuclear de Fukushima va, poco a poco, dando tímidos pasos hasta su control absoluto. El último ha tenido lugar durante esta madrugada, en la cual los operarios de la empresa Tepco, gestora de la central, han conseguido poner fin a la fuga de agua radioactiva que estaba contaminando el mar de Japón desde hacía ya bastantes días. Se ha conseguido mediante la inyección directa de diversos agentes químicos en la corriente de agua radioactiva. En concreto, silicato sódico, más conocido como vidrio soluble.

Aunque esta es una muy buena noticia, hay que tener en cuenta que la fuga de agua radioactiva al océano es tan solo uno de los graves problemas a los que se enfrentan los gestores de Fukushima. En tres reactores sigue acumulándose una gran cantidad de agua, aun más radiactiva que la vertida al océano hasta ahora. El agua del que hablamos tiene en su composición yodo 131, que se disolverá sin problema tras poco más de una semana. El problema es que en ella también puede encontrarse cesio 137, un elemento capaz de mantenerse activo durante décadas.

Por lo pronto, las autoridades de Japón se están esforzando en tranquilizar a la población, asegurando que el vertido de agua radioactiva no afectará de ningún modo a la vida marina ni a las posibilidades de consumir pescado, marisco o derivados. En cualquier caso, se van a establecer unos severos controles de calidad en este tipo de alimentos, para garantizar la seguridad de la ciudadanía e intentar frenar las pérdidas en concepto de exportación de pescado que ya están afectando al país: Rusia, EEUU, Singapur, China, Taiwan y la India ya han prohibido la importación de ciertos productos japoneses.

Imagen: modestino.blogspot.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016