Excite

Fumarse los cerebros de los buitres ha puesto en peligro a la especie

Por increíble que pueda parecer el buitre corre el riesgo de extinguirse en Sudáfrica debido a las supersticiones autóctonas que lleva a quienes realizan apuestas a fumar los cerebros secos de estos animales carroñeros. Esto se debe a la firma creencia de que contienen propiedades mágicas que ayudarán a quienes apuesten a ganar en sus juegos adivinando los resultados de los partidos, de las carreras de caballos o de la lotería.

Los buitres, que ya se encuentran en peligro de desaparecer en muchas partes del planeta debido a la falta de alimento, el envenenamiento deliberado o su electrocución en torres de alta tensión, se encuentran en una situación aún más crítica en Sudáfrica, donde la actual cita futbolística del Mundial ha hecho que aumente peligrosamente el comercio de estos animales.

Por otra parte, se calcula que cada año son objeto de disección para extraer los codiciados cerebros unos 160 buitres en Sudáfrica, además de otros muchos ejemplares en el África meridional, donde también se practican estas ceremonias mágicas. Debido a esto, los conservacionistas y ecologistas temen que de seguir este ritmo la especie local de buitre pueda extinguirse en un plazo de 30 años siendo optimistas, lo que sería un auténtico desastre para el ecosistema africano.

Otro de los problemas se encuentra en la venta de este tipo de productos sin control en los mercados de Johanesburgo dedicados a la venta de plantas y medicinas locales, donde pueden encontrarse botellitas que supuestamente contienen unos gramos de cerebro de buitre a un precio relativamente elevado. Estos trozos secos de cerebro no sólo se fuman como cigarrillos, sino que se usan para proveer supuestamente de poderes paranormales también a otros animales, como a los perros, a los que se unta el hocico con una mezcla de cerebros y picos de buitres para que sean capaces de detectar presencias a kilómetros de distancia.

Imagen: Lainformacion.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016