Excite

Guerra abierta entre dirigentes del PP

La tensión dentro del Partido Popular crece. Mientras Mariano Rajoy sigue quitándole importancia al caso Gürtel, varios dirigentes del PP se tiran los trastos a la cabeza. Es el caso de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y del tesorero del PP, Luis Bárcenas, que se han declarado la guerra.

Bárcenas, por su parte, está lanzando amenazas en privado de que puede desvelar cuestiones delicadas que afectan a varios dirigentes del PP. El tesorero comenta en estas conversaciones internas que se ha llevado de la sede de Génova hasta nueve cajas con documentación más que comprometida.

Una de las personas a las que Bárcenas señala con el dedo es a Esperanza Aguirre. Ella ha tardado poco en responderle y le ha mandando el siguiente mensaje: “Le pido de rodillas al señor Bárcenasque toda la información que tenga sobre mí la haga pública cuanto antes y, además, con mucha claridad y con mucha precisión”.

Al parecer la presidenta madrileña ha estallado por el silencio que mantiene Rajoy respecto a este tema. Es más, el líder del PP ha ordenado a varios de sus dirigentes más fieles que hagan lo mismo. El mutismo en Génova respecto al caso Gürtel es generalizado.

Además Aguirre, aunque no lo ha expresado abiertamente, se ha dedicado a pedir en los foros internos la destitución de Bárcenas. La mayoría de dirigentes del PP parece que opinan igual, ya que entienden que hasta alturas el tesorero debería haberse marchado del partido.

El Partido Popular entiende que desde que se desveló, entre otras cosas, que devolvió en 2003 un préstamo de 330.000 euros en billetes de 500 euros, un mes después de solicitarlo, el tesorero ya debería haber renunciado a su puesto para no hacer más daño al partido.

Pero Bárcenas no está por la labor de dejar su cargo en el PP. Ha asegurado al diario ABC que él se irá “transitoriamente” del partido si el Supremo pide el suplicatorio, es decir, si solicita una autorización para investigarle por un presunto delito de fraude fiscal y cohecho.

Pero de momento, el Tribunal Supremo no lo llamará a declarar. Lo que sí ha anunciado el juez que lleva el caso, Francisco Monterde, es que se iniciarán diligencias previas contra este tesorero del PP, antes de decidir si lo imputa o lo cita a tomar declaraciones.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016