Excite

Guerra en Internet por la agresión a Berlusconi

El clima político y social de Italia está cada vez más encrespado. La actitud de Berlusconi ha hecho que el país transalpino viva un momento de bipolaridad, pero la agresión que Tartaglia cometió el pasado fin de semana ha hecho que cada ideología política estiré aún más la cuerda hacia su lado.

El lanzamiento de la réplica de la catedral milanesa parece haber sido la válvula de escape de los pensamientos de muchos italianos que incluso llegan a afirmar que ha sido ‘una pena que Tartaglia no haya matado a ese mafioso de mierda’. Mientras el agresor recibe mensajes de apoyo, el Gobierno de Il Cavaliere está sopesando censurar aquellos mensajes que contengan rabia contra el Primer Ministro. Roberto Maroni, responsable de los problemas internos de Italia, ha comentado que ‘incitar a la violencia es un delito’ y argumentó que Internet se convierte en un medio que es capaz de influenciar demasiado.

En Facebook grupos de ambos bandos están siendo eliminados, unos por enaltecer la violencia y otro porque seguidores de Berlusconi han engañado a gente creando grupos con nombres como ‘Defendamos el Made in Italy’ para luego, cuando tenían muchos apoyos, cambiarlo por ‘Apoyemos a Silvio contra los fans de Massimo Tartaglia’.

Mientras el afectado de todo esto sigue en el hospital. Silvio Berlusconi todavía tiene algunos dolores y molestias y además ha sufrido la peor noche desde que fue ingresado. Además luego deberá estar en un período de descanso, por lo que se presupone que no hará la típica despedida a los italianos.

Por último destacamos a los grandes beneficiados por todo este acto contra el magnate italiano: los vendedores de recuerdos de las tiendas italianas. Según afirman numerosos comerciantes, las ventas de la réplica de la catedral de Milán han aumentado de forma escandalosa. Muchos afirman que lo compran para saber si de verdad un objeto de ese tamaño podía realizar el daño que ha hecho a la faz de Silvio.

Imagen: 20minutos.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016