Excite

Holanda prohíbe la práctica de la zoofilia en el país

La pasada semana, Holanda aprobaba en su Parlamento la prohibición del bestialismo, lo que todos conocemos (y unos pocos practican) como zoofilia. Sin embargo, aunque se use indistintamente, conviene aclarar que el bestialismo es la práctica del acto sexual con alguna criaturita y la zoofilia es, por el contrario, la atracción del humano hacia el animal.

La noticia no habría pasado de mera curiosidad dentro de nuestras fronteras si no fuera porque, a la vez, esta circunstancia ha hecho que se conozca que España es, junto a Suecia, el gran productor europeo de porno zoofílico, género que, contra lo que pudiera pensarse, goza de una importante aceptación, como se puede comprobar introduciendo cualquiera de estos términos en algún buscador.

De este modo, Holanda se suma a la lista de países que, como Francia o Reino Unido, o Estados Unidos más allá del viejo continente, apuestan por la abolición del bestialismo. Mientras tanto, en España, distintos colectivos han aprovechado la ocasión para alzar la voz contra lo que consideran un atropello hacia los derechos de los animales, solicitando la implantación de una ley al estilo holandés.

Así, aunque es posible que la antigüedad existieran castigos para los amantes de esta práctica, que ya aparecen incluso en el Antiguo Testamento, la legislación vigente sólo incide en prohibir la crueldad para con los animales. Por ello, parece difícil que, mientras la ciencia no demuestre que los animales sufren con estos actos (tampoco está demostrado si disfrutan o no), parece difícil evitar que el cine patrio siga haciendo alarde de su imaginación innata con títulos como Jugué con un poni dentro de mi y lindezas similares.

Imagen: Kilarin en flickr.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016