Excite

Instalan una réplica de un BMW en la tumba de un hombre

Cuando se cumple un año de la muerte de Steve Marsh, ingeniero londinense y fanático del mundo del motor, su familia ha tenido una particular idea para rendirle homenaje. Gran amante de los BMW, su mujer y sus hijos consideraron que el mejor tributo que podían hacerle era instalar una réplica de este coche, de alrededor de una tonelada de peso, en su tumba.

Así, el monumento fúnebre es, desde hace algunos días, todo un reclamo en el cementerio. Con el mismo tamaño que el BMW favorito de Marsh, el M3, al coche no le falta un detalle, incluida una multa de tráfico colocada en el limpiaparabrisas. Elaborado en granito importado de China, fue diseñado por la esposa y los hijos del difunto con la ayuda de un albañil, mientras que para instalarlo, usando una grúa, se necesitaron 20 personas. Por otra parte, cabe destacar que esta excentricidad tiene un precio similar al modelo real.

Asimismo, para proceder a su colocación y dadas las dimensiones del proyecto, el homenaje al ingeniero, conocido también como 'BMW Steve', precisó de una autorización especial por parte de las autoridades. En cualquier caso, parece que la singular tumba no cuenta con las simpatías de todo el mundo. En ese sentido, un trabajador del cementerio advertía del peligro que puede suponer un precedente como éste, que podría provocar que lo siguiente que se instalara fuera 'un autobús'.

Imagen: telegraph.co.uk

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016