Excite

Japón pide que no se dé agua del grifo de Tokio a bebés por la radiación

Las consecuencias del terremoto de Japón y la posterior crisis nuclear de la central de Fukushima están dejando diversos problemas más allá de las tristes cifras de muertos y desaparecidos, ya que la radiación ha llegado a tal punto en Tokio que las autoridades se han visto obligadas a aconsejar que los niños y bebés no consuman agua del grifo.

El problema viene derivado de la cantidad de yodo radioactivo en el agua pública de Tokio, ya que mientras el límite aconsejable para un niño o un bebé se marca en los 100 bequerelios por litro, se han registrado mediciones de hasta 210 bequerelios de yodo por litro. De momento el consumo de agua del grifo no debería repercutir negativamente en los adultos, para quienes el límite está marcado en los 300 bequerelios por litro, sin embargo, las autoridades ya han realizado comunicados para que niños y bebés tomen agua embotellada.

Desgraciadamente para Japón, la radiación encontrada en el agua de Tokio no es el único problema derivado de la crisis en la central nuclear de Fukushima provocada por el terremoto del pasado día 11 de marzo, ya que la radiación se ha extendido por otras zonas. De este modo, se han encontrado una alta cantidad de radiación en leche y verduras de hoja verde en zonas cercanas a Fukushima, a niveles que no presentan un peligro inmediato, pero que preocupan lo suficiente como para que el gobierno de Japón haya recomendado evitar el consumo de dichos productos.

La alarma también se ha extendido a terceros países, por ejemplo a España y Estados Unidos. Las autoridades españolas han declarado que se inspeccionarán los niveles de radiación de todos los alimentos importados de Japón, mientras que Estados Unidos ha cerrado directamente la entrada de productos japoneses de varias regiones del país cercanas a Fukushima. De momento los altos niveles de radiación en el agua se concentran en Tokio y cinco distritos suburbanos colindantes a la capital de Japón, aunque las autoridades han pedido calma y que simplemente se vigile el agua suministrada a los bebés.

Imagen: abc.es

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016