Excite

Aumentan las mediciones de radiación en el mar cercano a Fukushima en Japón

Japón vive un nuevo momento de incertidumbre en Fukushima después de que se hayan detectado los niveles más altos de radiación desde el origen de la crisis nuclear, concretamente se ha encontrado una medición de radioactividad 3.355 veces superior a la normal en el el mar cercano a la central de Fukushima.

La medición de la radiación corresponde a una muestra de agua de mar tomada 330 metros al sur de la planta, concretamente cerca del túnel de desagüe de los reactores del uno al cuatro. La muestra presenta una alta presencia del isótopo radiactivo de yodo 131, la más alta detectada hasta estos momentos, y muy superior a la hallada el pasado fin de semana, cuando la cantidad de dicho isótopo radiactivo en la misma zona superaba en 1.850 veces la cantidad normal.

De momento las autoridades de Japón han insistido en que la cantidad de radiación encontrada en el mar no es peligrosa a pesar de lo espectacular de la cifra, ya que el isótopo radiactivo de yodo 131 se degrada con gran facilidad, por lo que en unos días habrá perdido la radiación y no debería afectar a la flora y fauna del mar cercano a Fukushima, zona además dentro de los 20 kilómetros de exclusión donde evidentemente no está permitida la pesca.

Sin embargo, tras el hallazgo de plutonio fuera de la central de Fukushima, aparece el peligro de una contaminación marina de dicho elemento, algo que sin duda dejaría una mayor radiación en el mar, con una carga radioactiva más longeva y mucho más peligrosa. Desgraciadamente para Japón, la radiación marina es casi un mal necesario, pues la refrigeración de los reactores de Fukushima exige gran cantidad de agua que se contamina con elementos radiactivos, algunos de los cuales pueden llegar al mar.

Aunque no se descartan utilizar varios medios para evitar la radiación derivada de la refrigeración, como podrían ser cubrir Fukushima con una tela especial para evitar la presencia de partículas radioactivas en el aire, o derivar temporalmente todos los residuos de agua contaminada a un buque especial para evitar su contacto con el mar. Además, varios grupos internacionales nuevos se han llegado a Japón para ayudar en la crisis de Fukushima, entre ellos un grupo francés especializado en descontaminación nuclear y otra delegación norteamericana, esta vez equipada con robots resistentes a la radiación.

Imagen: elperiodico.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016