Excite

Juan Pablo II será beato el próximo 1 de mayo

Vivimos en un mundo de tecnología, pesimismo creciente y alejamiento general de las religiones. Pese a todo, siguen habiendo milagros. Al menos, así lo cree Slawomir Oder, nombrado por Benedicto XVI como postulador encargado de llevar a cabo la causa de beatificación de Karol Wojtyla, más conocido como Juan Pablo II. Es precisamente un milagro atribuido al Papa viajero la principal prueba que ha llevado a Ratzinger a fijar la ceremonia por la cual su antecesor será nombrado beato el próximo 1 de mayo. Una decisión apoyada unanimemente por los 30 obispos y purpurados componentes de la comisión designada a estos menesteres.

El milagro que se atribuye a la intercesión de Juan Pablo II es la curación de la monja francesa Marie Simon Pierre, que sufría la enfermedad de parkinson, una dolencia a la que el sumo pontífice no era ajeno, ya que la padeció durante sus últimos años de vida. Tras la muerte del Papa en abril de 2005, los síntomas que aquejaban a la mencionada religiosa comenzaron a remitir de manera sorprendente, según los expertos médicos consultados por la comisión de beatificación. Pese a que alguno de dichos especialistas puso en tela de juicio el supuesto hecho milagroso por ‘falta de documentación’, al final ha sido dicha curación el milagro más tenido en cuenta por la comisión, por encima de otros 251 atribuidos a Juan Pablo II.

El proceso de beatificación de Karol Wojtyla puede considerarse como ‘express’, de la misma manera que lo fue el de Teresa de Calcuta. Cabe recordar que, hasta la llegada de Benedicto XVI, ningún proceso de beatificación podía dar comienzo antes de 5 años tras el fallecimiento del posible beato. En ambos casos el Sumo Pontífice consideró oportuno otorgar una dispensa para que las gestiones comenzaran tan solo un par de meses después de la muerte de los beatos.

Imagen de Eric Draper en Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016