Excite

Julian Assange, creador de Wikileaks, es perseguido por una supuesta violación

Parece que todo el escándalo de Wikileaks está aún lejos de acabar, y es que uno de sus fundadores, el australiano Julian Assange, está en busca y captura por la Interpol al haber sido acusado de delitos sexuales en Suecia. Actualmente Julian Assange, de 39 años, permanece en paradero desconocido, pero no pierde la oportunidad de amenazar con nuevas filtraciones en Wikileaks.

Julian Assange permanecía en Suecia, donde el Partido Pirata se había ofrecido para hospedar la web de filtraciones y otorgar inmunidad a Wikileaks, responsable de las filtraciones políticas más importantes de la historia. Incluso el periódico sueco Aftonbladet ofreció a Julian Assange un puesto como columnista para que pudiera acceder a los privilegios de periodista y proteger sus fuentes. Sin embargo el idilio entre Julian Assange y Suecia no ha durado mucho, ya que actualmente la justicia de Suecia acusa a Julian Assange de ciertos delitos sexuales ocurridos el pasado agosto, concretamente se acusa al fundador de Wikileaks de violación, abusos sexuales y coacción.

Julian Assange niega todos los cargos y los califica como un montaje de sus enemigos políticos para callarle y evitar nuevas filtraciones, por lo que ha huido de Suecia. Sin embargo la justicia sueca pasó una orden de arresto a la Interpol, la policía internacional, que ya ha emitido una orden de busca y captura para Julian Assange de máxima prioridad. Además, las justicias de Estados Unidos y Australia también planean acusar a Julian Assange de diversos delitos y pedir órdenes de extradición. Sin embargo el fundador de Wikileaks ha encontrado un aliado en Ecuador, país que le ofrece asilo incondicional para que pueda continuar realizando su labor informativa.

Mientras tanto las recientes filtraciones de cables diplomáticos de Estados Unidos sigue teniendo repercusiones. Mientras los diferentes medios siguen desgranando información de los documentos diplomáticos, el Gobierno de Estados Unidos declara que los papeles son meramente embarazosos pero que no espera ninguna repercusión grave, aunque sin embargo ha cerrado sus redes de información y ha restringido aún más las comunicaciones de inteligencia.

Por su parte Julian Assange, a pesar de estar acusado y perseguido por Interpol, amenaza con seguir con sus filtraciones en Wikileaks, prometiendo que también atacará al sector privado, con unas filtraciones que podrían hacer caer a varios bancos importantes de Wall Street en el primer semestre del 2011, así como apuntando a nuevos sectores como el energético o el farmacéutico.

Imagen: csmonitor.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016