Excite

La catástrofe de Japón, caldo de cultivo para los rumores apocalípticos

Ya con el cambio de milenio, la habitual caterva de pseudo-teorías apocalípticas experimentó un notable aumento. Ahora, en un mundo en el que los medios nos informan a diario del terremoto de Japón, del consiguiente peligro nuclear, de la tensa situación en el mundo islámico o de la crisis económica mundial, no resulta demasiado sorprendente que este tipo de predicciones hayan vuelto a suscitar interés, encontrando en internet un caldo de cultivo perfecto para difundirse y crecer.

Con la cercanía del año 2012, una teoría que ha cobrado especial relevancia son las llamadas ‘profecías mayas’. En las mismas, basándose en el calendario utilizado normalmente por la legendaria civilización, se marcaba la fecha del fin del mundo el 21 de diciembre del año 2012. Todo ello provocado por un cambio en el eje de la Tierra que causará innumerables desastres. Así que no es demasiado extraña la existencia de personas que quieran ver en la actual situación mundial un aviso de que esas profecías estaban en lo cierto. Mientras tanto, la industria cultural no ha perdido el tiempo, lanzando todo tipo de best sellers y superproducciones cinematográficas para aprovechar el tirón maya.

Pero las teorías ancestrales de los mayas no están solas. En el mundo de la tecnología, hay quien defiende que la amenaza viene de los más poderosos. En concreto, de EE.UU. Son ellos los que tienen en control de HAARP, un programa que, aunque oficialmente solo tiene como objetivo estudiar las propiedades de la ionosfera para conseguir favorecer las radiocomunicaciones, tiene una meta muy distinta según los más conspiranoicos. Para ellos, HAARP sería capaz de controlar el clima y ciertos fenómenos naturales, por lo que muchas de las catástrofes que han asolado a ciertos países en los últimos tiempos bien podrían haber sido premeditadas.

Estas dos teorías, junto con las siempre socorridas profecías de Nostradamus, son solo dos de las que corren por un internet que está demostrando ser un potente amplificador de todo este tipo de informaciones. O, como mucha gente prefiere verlo, desinformaciones.

Imagen: Wikimedia Commons

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2019