Excite

La costa australiana registra reincidentes y peligrosos ataques de tiburones

Muchas playas de la costa australiana han sido cerradas a los bañistas tras haberse registrado tres ataques de tiburones en menos de 24 horas. El punto más alto de la temporada estival en Australia ha sido invadido por una oleada de pánico tras los inquietantes ataques de tiburones y varias playas están en estado de alerta.

El primer ataque de tiburones de la semana fue el pasado domingo y tuvo lugar en la costa norte de Nueva Gales del Sur. Allí Jonathan Beard, surfista de 31 años, fue herido por un tiburón que le mordió violentamente la pierna. Afortunadamente Jonathan pudo escapar del gran animal y logró alcanzar la costa. El segundo ataque sucedió cerca de Wollongong, en el sur de Sydney. Allí un hombre que practicaba buceo fue atacado en la boca del Rio Illawarra. Después de recibir una fuerte mordida en la pierda, la víctima logró escapar golpeando al tiburón en la cara.

El último ataque de tiburones de la serie se dio en la costa de Tasmania. En esta oportunidad la víctima del ataque del tiburón fue Hannah Mighall, una joven de tan solo 13 años de edad. La chica australiana fue atacada por un tiburón de cinco metros mientras hacía surf y salvó su vida de milagro gracias a la ayuda de su primo, que desde una embarcación próxima, logró liberarla golpeando continuamente al animal.

Los tres ataques de tiburones concentrados en un período corto de tiempo abren la polémica en relación a las posibles causas de estos sucesos. Muchos afirman que la pesca excesiva podría ser el origen del problema. Los casos mortales son raros: 25 en Australia en los últimos 20 años, por lo que algunos afirman que hay más probabilidades de morir conduciendo hacia la playa que como víctima de una ataque de tiburón.

Imagen:elespectador.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2017