Excite

Asesinan en Colombia a la española Irene Cortés durante un robo

La pasada madrugada del miércoles, la española Irene Cortés fue asesinada durante un robo en la ciudad de Barranquilla, en Colombia. La española se había trasladado a la ciudad, de donde era natural su marido actual Farid Llinás Ariza, en compañía de su familia.

Irene Cortés viajó a Barranquilla en compañía de su marido y sus cinco hijos, siendo dos de ellos hijos de su relación con Farid Llinás Ariza. La española quería conocer el famoso carnaval de la localidad de Barranquilla, situada en la región caribeña de Colombia. Farid Llinás Ariza, que no visita Colombia desde que emigró a España en el 2001, aprovechó para visitar a su padre convaleciente de una enfermedad.

Los hechos ocurrieron ayer miércoles, dos de marzo, pasada la una y media de la madrugada, hora de Colombia, cuando Irene Cortés y su marido, acompañados de tres amigos, se dirigieron a una cervecería de Barranquilla. En dicho establecimiento entraron dos criminales, uno de ellos armado con un revólver y el otro con una navaja, amenazando a los clientes y a los trabajadores. Mientras el criminal armado con una navaja robaba a los trabajadores del local, el otro ladrón atracaba al grupo de Irene Cortés, quienes eran los únicos clientes de la cervecería. Aunque Irene Cortés entregó su bolso sin resistencia al ladrón, éste disparó su arma contra el pecho de la española.

Tras la huida de los ladrones, Irene Cortés fue trasladada a un centro de salud donde perdió la vida. Al abandonar la cervecería, los criminales se montaron en un vehículo, el cual fue perseguido por varios taxis, persecución a la que se unió la policía, terminando arrestando a uno de los dos criminales. El ladrón atrapado resultó ser el homicida de Irene Cortés, que aunque negó los hechos al principio, tuvo que reconocer su culpa al ver las imágenes de la cámara de seguridad de la cervecería.

Actualmente, el segundo criminal se encuentra en búsqueda y captura, aunque no se cree que sea muy laborioso su arresto, ya que se encuentra perfectamente identificado gracias a la grabación de seguridad de la cervecería, a lo que se debe sumar la recompensa de cinco millones de pesos, 1.800 euros, ofrecida por la policía de Colombia. De momento, la familia de la española asesinada se encuentra muy afectada, aunque la diplomacia española en Colombia ha declarado que ayudará a la familia en todo lo que pueda y que ya ha iniciado las labores de repatriación del cadáver de Irene Cortés.

Imagen: elheraldo.co

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016