Excite

La independencia de Kosovo divide Europa

“Kosovo es un Estado democrático, libre e independiente”. Con estas palabras anunciaba ayer la independencia de Kosovo el primer ministro del nuevo país Hashim Thaci. Esta decisión del Parlamento de Pristina ha sido unilateral, y a pesar de que Kosovo espera el reconocimiento internacional de su independencia, la oposición de Serbia y el carácter unilateral de la independencia ha abierto el debate en el mundo y Europa.

La primera oposición a la independencia de Kosovo es Rusia, aparte de Serbia, que ya ha anunciado que luchará pacíficamente por la recuperación del territorio. Rusia organizó ayer una reunión urgente de la OTAN y denunció la ilegalidad de la independencia de Kosovo, que rompe con la resolución 1.244 del Consejo de Seguridad de la ONU. La reunión de la OTAN finalizó ayer sin alcanzar ningún acuerdo entre los países sobre la aceptación o no del nuevo Estado de Kosovo.

Galería: celebraciones por la independencia de Kosovo

Por su parte, 6 de los 27 Estados de la Unión Europea han anunciado su negativa a reconocer la independencia de Kosovo, entre ellos España, además de Rumanía, Eslovaquia, Bulgaria, Chipre y Grecia. Estos países, alegan que, entre otras cosas, esta independencia puede crear un precedente peligroso para el resto de nacionalismos existentes en el mundo, que intentarían justificar su independencia comparándose con el caso de Kosovo.

A pesar de que en la propia declaración de independencia kosovar se hizo mención de la particularidad de este caso sobre el resto, puesto que surge de la ruptura no consensuada de la antigua Yugoslavia, las comparaciones no se han hecho esperar.

En España, por ejemplo, desde el gobierno vasco se convocó ayer una rueda de prensa sin preguntas donde la portavoz del gobierno vasco, Miren Azcarate, leyó un comunicado en el que se aplaudía la declaración de independencia de Kosovo, al tiempo que se ponía como ejemplo y lección para resolver los conflictos de identidad y pertenencia en las sociedades modernas. Desde el gobierno catalán, sin embargo, se ha evitado hacer aún una declaración sobre la independencia de Kosovo.

Mientras, en la capital de Kosovo, Pristina, se suceden las celebraciones; en Belgrado las protestas contra la independencia se han saldado ya con más de 60 heridos entre manifestantes y policías en los disturbios que los ultranacionalistas serbios protagonizaron ayer ante la embajada de EEUU, país que ya ha manifestado su aceptación de la independencia de Kosovo. Asimismo EEUU ha anunciado que contribuirá con sus aliados a mantener la paz en la zona.

El nuevo Estado de Kosovo tiene una superficie de 10.887 km cuadrados, y cuenta con 2’2 millones de habitantes. Su nueva bandera, que representa el mapa de Kosovo en amarillo sobre un fondo azul y cubierto con estrellas, une elementos de las banderas europea, bosnia y chipriota, en señal de convivencia de los grupos étnicos que viven en el país.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016