Excite

La Infanta Cristina se sentará en el banquillo de los acusados en el Caso Nóos

  • © Getty Images

El Juez Castro ha decidido que la Infanta Cristina declare como acusada por ser presunta cooperadora por dos delitos de fraude fiscal por los que podría enfrentarse a un total de ocho años de prisión en el caso de ser encontrada culpable.

El auto de hoy no es recurrible, aunque si bien la defensa de la Infanta podría intentar aplicar la llamada 'doctrina Botín', para evitar ser procesada. En el caso de que no prospere, la declaración ante el juez podría producirse en la segunda mitad de 2015.

En el auto de inicio del juicio oral, el juez Castro considera que Cristina tuvo un papel "imprescindible" en las maniobras de su marido Iñaki Urdangarín para que defraudase alrededor de 337000 euros a través de Aizóon, una de las sociedades de las que era responsable.

FOTOGALERÍA: Chistes sobre el fallo de la Infanta con el ingreso de dinero

El hecho de que ni la Fiscalía Anticorrupción ni Hacienda consideren que la Infanta podría haber incurrido en un delito habían sido hasta ahora los principales argumentos de la aplicación de la Doctrina Botín, que defiende que no debe ir a juicio una persona si únicamente la acusación viene de una acción popular, como en este caso es el sindicato Manos Limpias.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016