Excite

La izquierda toma el control por primera vez en 50 años del Senado en Francia

  • Foto:
  • leparisien.fr

En el año 1958, Charles de Gaulle instauraba en Francia la V República, un sistema político bajo el cual la derecha había reinado sin problemas en el senado, algo que ha cambiado este fin de semana con las elecciones parciales de la cámara alta francesa, en las cuales la izquierda se ha hecho con el control del Senado, dejando en una situación muy delicada a Sarkozy y sus aliados de centro y derecha.

La elección de los representantes del Senado en Francia no se realiza mediante un sufragio universal, sino mediante los llamados grandes electores, siendo diversos representantes públicos, como los diputados, los alcaldes y concejales, así como otros cargos regionales y provinciales, los encargados de elegir a los senadores. En la pasada elección, han sido llamados a votar 71.890 representantes políticos de 44 departamentos de Francia, quienes han elegido a 170 senadores.

Para esta elección, el Senado de Francia ha pasado de albergar a 348 senadores, en lugar de los anteriores 343. Tras las elecciones, la izquierda, grupo en el que se suman el Partido Socialista Francés, los comunistas y los ecologistas entre otros, han pasado de 151 senadores a 175. La pérdida de cargos en el Senado por parte de la derecha, donde se mezclan diversos partidos de ideología conservadora o de centro como el propio partido UMP de Sarkozy, se ha visto reflejada en los 169 senadores actuales, en lugar de los 171 anteriores.

Evidentemente, la perdida del Senado pondrá las cosas más difíciles para el Gobierno de Sarkozy, pero no imposibles, ya que el Senado, al igual que en el caso de España, solo puede limitarse a alargar en el tiempo lo decidido en el Congreso. Sin embargo, las elecciones en el Senado pueden verse como un mal presagio para Sarkozy, que suma ya varias elecciones perdidas y el próximo mayo debe presentarse a unas elecciones generales. Por su parte, la izquierda debe alegrarse por los buenos resultados y por la prueba de que el escándalo de Dominique Strauss-Kahn no ha afectado a la imagen de su partido, dejando camino libre para que su futuro candidato se enfrente a Sarkozy en las próximas elecciones por el Gobierno de Francia.

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2018