Excite

Seis meses después del rescate, los 33 mineros chilenos están deprimidos y en paro

Convertidos en héroes nacionales, la vida de los 33 mineros chilenos cambiaba para siempre tras ese fatídico día en el que quedaban atrapados a 700 metros de profundidad en la Mina de San José.

Tras su rescate, seguido por miles de personas en todo el mundo, durante los días 12 y 13 de octubre del pasado años, muchos expertos auguraron que, pese a la felicidad del momento, sus vidas habrían cambiado para siempre por lo que muchos podrían sufrir severos episodios depresivos por el trauma vivido en el interior de la mina.

Pues bien, cuando se cumplen seis meses del rescate, la vida de los denominados héroes de Atacama dista mucho de tener glamour alguno. La mayoría de ellos, de hecho, sigue viviendo en la misma casa precaria que antes del desastre. Los que se cambiaron, como el caso del único extranjero de los 33, Carlos Mamani, tampoco llevan una vida mejor. Y es que la depresión que ha arrastrado en los últimos meses le ha impedido trabajar. Por no hablar de las pesadillas constantes y del miedo desarrollado a trabajar en la mina.

Y es que los que, en su día lograron emocionar a miles de personas, son ahora los apestados para muchos de los empresarios de la zona ya que ninguno está dispuesto a contratar a alguien que arrastra serias secuelas mentales de su paso por esta dramática experiencia.

A lo máximo que aspiran es a convertirse en vendedores ambulantes, como es el caso de algunos que han reunido las fuerzas necesarias para salir del paso. Entre tanto, tratan de vender caras sus declaraciones a los medios aunque ya sus vidas poco interesen al gran público.

Imagen: adslzone.tv

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016