Excite

La NASA decide los museos que acogerán a los cuatro transbordadores espaciales

Tras mucho meditarlo, la NASA ya ha decidido cuales serán los cuatro museos encargados de albergar a sus cuatro transbordadores espaciales, el Enterprise, el Discovery, el Atlantis y el Endeavour, cuatro naves espaciales que ya han sido catalogadas como tesoros nacionales de Estados Unidos.

Finalmente, la mayoría de los museos que aspiraban a hacerse con alguno de los transbordadores espaciales ha conseguido premio, aunque no por eso la NASA ha sorprendido en su reparto con algún museo sorpresa y algún que otro premio de consolación. En palabras de la NASA, el reparto se he hecho tratando de conseguir que los transbordadores espaciales sean accesibles para la mayoría de los norteamericanos y de los visitantes extranjeros.

De este modo, y tras las peticiones iniciales, los cuatro transbordadores espaciales ya tienen hogar, noticia que fue anunciada el pasado martes, 12 de abril, día en que la NASA conmemoró el 30 aniversario del primer vuelo de una de sus naves, el llevado a cabo en 1981 por el transbordador espacial Columbia. Según el reparto, el Discovery, el transbordador más ansiado, irá al museo Smithsonian, la apuesta personal del congreso, aunque para tenerlo deberá ceder el transbordador Enterprise, modelo de pruebas que nunca realizo viajes fuera de la atmósfera, al museo del mar, el aire y el espacio de Nueva York, el famoso portaviones Intrepid anclado en Manhattan.

Por su parte, los otros dos transbordadores, el Atlantis y el Endeavour irán a California y Florida. El Endeavour, es la mayor sorpresa, pues será el único que irá a la costa oeste y además a un museo que no parecía contar en las quinielas, pero a pesar de todo, el Endeavour será disfrutable por los visitantes del Centro de Ciencias de California, en Los Angeles. Por último, el Atlantis no irá muy lejos, ya que formará parte del Centro Espacial Kennedy, base de todas las misiones de los transbordadores espaciales.

Otros centros deberán conformarse con premios de consolación, como el Museo de las Fuerzas Aéreas en Ohio, apuesta personal de Obama, que deberá conformarse con el simulador de la cabina de un transbordador. Aunque peor suerte ha tenido el Centro de la NASA en Houston, lugar donde nació el programa de transbordadores y que al final no albergará a ninguno. Pero al margen de todas las disputas, los cuatro transbordadores espaciales de la NASA, únicos supervivientes tras los accidentes del Challenger en 1986 y del Columbia en 2003, pasarán a formar parte central del fondo de algunos de los mejores museos de Estados Unidos, donde quedarán como testigos de una gloriosa época de la exploración del espacio por el hombre.

Imagen: microsiervos.com

España - Excite Network Copyright ©1995 - 2016